Raw

El formato RAW

Posted on Actualizado enn

RAW-setting

En ocasiones hemos escuchado a fotografos profesionales y agencias de publicidad entregar o solicitar las fotografías en archivo RAW o formato RAW, e incluso nos hemos puesto a analizar que este tipo de formato no viene con los colores exactos del registro e incluso son muy pesados.

En primer lugar el formato RAW generan las cámaras fotográficas reflex digitales, adicionales a otros que seguramente estás utilizando. Pero para el caso de los usuarios de cámaras compactas despreocúpense pues esas no capturan en este formato.

Vamos a intentar explicar de una manera muy simple:

¿ Qué es el formato RAW ?

RAW que quiere decir “crudo” en inglés se trata de un formato con el cual conservamos la foto cruda, sin procesar, como si no hubiése sido tomada aún.

Cuando disparamos una foto en el formato habitual JPG la cámara graba la imagen en la tarjeta de memoria de manera definitiva que no admite cambios posteriormente, o tal vez sí pero muy pocos. En cambio, si disparamos la foto en formato RAW pues en realidad estamos “conservando” de alguna manera la escena dentro de la tarjeta de memoria y así mantenemos la posibilidad de terminar de tomar la foto posteriormente, en nuestro ordenador.

RAW-setting3

Cuando con la cámara disparamos la foto en formato JPG la cámara captura la imagen de manera definitiva en la tarjeta de memoria en un formato (JPG) legible para cualquier software de fotografía. Además, en ese momento la cámara registra la foto con ciertos datos (balance de blancos, saturación, exposición, contraste, etc.) y prescinde de los demás datos innecesarios. De alguna manera la cámara comprime la foto o la empaqueta y la deja preparada para visualizar en cualquier momento, enviársela a algún amigo, publicarla en nuestro Facebook, etc.

En cambio, cuando disparamos con el formato RAW, la cámara registra no sólo los datos de la imagen sino todos los posibles valores, dejando la foto de alguna manera “abierta” a cualquier cambio posteriormente. Por ejemplo disparamos la foto con unos valores de exposición y balance de blancos x, pero posteriormente hemos cambiado de opinión y queremos cambiar esos valores a otros, pero ya no podemos disparar la foto nuevamente porque ya estamos en casa en frente de nuestro ordenador. Si tuviéramos sólo una imagen JPG poco podríamos cambiar la verdad, pero si tuviésemos una RAW entonces la abriríamos, aportaríamos las modificaciones necesarias, y ya en ese momento obtendríamos nuestra imagen JPG definitiva, ya en el ordenador.
Las RAW son por lo tanto como un “negativo”, un fichero fuente del cual podemos obtener la imagen final que siempre será JPG.

RAW-setting2

¿Qué ventajas tiene disparar fotos en modo RAW?

Todos los profesionales de la fotografía disparan en modo RAW. En todos los foros y eventos donde puedas encontrar fotógrafos profesionales, periodistas, fotógrafos de modelos, etc., si preguntas qué formato utilizan, segura su respuesta será RAW.

Calidad de imagen: El fotmato RAW no comprime la foto como lo hace el JPG. Con una foto RAW podemos estar seguros de que captamos TODA la calidad posible.

Permite cambios posteriores, ajustes, mejoras: Con el formato RAW puedes cambiar casi todo en la foto. Excepto detalles como el encuadre, la disposición de los objetos/sujeto, etc., lo demás casi todo lo puedes cambiar más tarde: puedes darle a la foto más exposición (luz), cambiarle el balance de blancos, darle más calidez o más frío, cambiarle la saturación, etc. Por ejemplo todos sabemos que para disparar una foto en condiciones de poca luz se suele recurrir a altos valores de ISO, y eso provoca que la foto tenga ruido en las partes más oscuras. Pues bien, gracias al formato RAW podemos tranquilamente desde la comodidad de nuestra mesa de ordenador suprimir ese ruido, gracias a las posibilidad que nos ofrece el modo RAW.

A continuación en esta galería se puede comparar algunos ejemplos de fotos tomadas en formato RAW y el aspecto que tenían en el ANTES y el DESPUÉS de haberlas procesado.

Anuncios